Cerrar ciclos


Cerrar ciclos es algo indispensable para poder vivir mejor. Todas las áreas de nuestra vida fluyen por ciclos: nuestra infancia, la adolescencia, la época de la universidad, un trabajo, relaciones de pareja, un cambio de domicilio, etc... Y es importante que, así como vamos fluyendo en nuestra vida, de una etapa a otra, podamos cerrar los ciclos que se van quedando atrás con la finalidad de poder disponer de toda nuestra atención y energía para lo que inicia. Sin embargo, no siempre cerramos ciclos por desconocimiento o por considerar que hacerlo es algo que amenaza nuestro bienestar.

Cerrar ciclos no significa decir "hasta nunca" a las vivencias que se tuvieron anteriormente. Cerrar un ciclo significa que podemos integrar los aprendizajes, que podemos tomar todo lo bueno de todo lo que sucedió (aunque en ocasiones creamos que nada bueno puede salir de ahí)... significa en última instancia poder decir "gracias" genuinamente, desde el corazón. A veces es difícil cerrar un ciclo ya que se suele agregar mucho contenido emocional a la situación, lo que la hace más grande de lo que realmente es. No es lo que nos pasó, sino cómo reaccionamos a lo que nos pasó a través de nuestros recuerdos. Y mientras una persona sigue "enganchada" de esta manera el ciclo permanece abierto indefinidamente drenando la energía vital, desviando la atención hacia el pasado, en lugar de que se pueda enfocar toda la atención y energía en el momento presente y en las metas a futuro. Y esto conlleva pagar un precio, usualmente muy alto.

Te invito a reflexionar sobre lo anterior en estos últimos días del año 2019.

Ejercicio Sistémico:

Necesitas: Tú, hoja y lápiz, una mesa para recargarte al escribir, dos sillas una al lado de la otra.

Siéntate en la silla del lado izquierdo y escribe en algún cuaderno u hoja algo en lo que creas que sigues pensando y que desvía tu atención impidiendo disfrutar tu presente. Mira la situación o la persona en tu mente y escribe todo lo que aún falta por decir, si aún sientes enojo puedes expresarlo, sin insultos, solo manifiesta lo que sientes. Una vez hayas terminado de escribir todo pasa a la silla que está del lado derecho con la consciencia de dejar esa parte de ti que escribió en la silla izquierda (esto es cambiar de contexto). Ahora desde la silla de la derecha, desde tu parte libre y evolucionada, le vas a decir a tu otra parte, la de la izquierda, "me perdono por..." y dices todo lo que fuiste o hiciste y todo lo que no fuiste o dejaste de hacer por permanecer enganchad@ en esa situación durante tal vez muchos años. Al finalizar le expresas a la situación o persona en tu mente "te libero y te agradezco por este aprendizaje, y ahora te suelto".

Este ejercicio y algunas otras dinámicas realizaremos en nuestro último taller del año "Cerrando Ciclos", que se llevará a cabo el 20 de diciembre de 4:00-8:00pm en Heriberto Frías 939, colonia del Valle CDMX. Te invito a asistir para que cualquier ciclo que tengas pendiente lo puedas cerrar desde la gratitud y el amor y entres a la nueva década con toda tu energía, totalmente presente y disfrutando de todas las bendiciones que la vida día con día te da.

Pronto pago: $510 (pagando hasta el 14 de diciembre)

Inversión personal: $580 (pagando desde el 15 de diciembre)

► Informes e inscripciones aquí ◄

¡Anímate y ven a constelar!

Publicaciones recientes
Archivo
Sígueme en:
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Basic Square
  • Google+ Basic Square